Mi año en Brand in a Bottle

A finales de 2016 mi amiga Carmen me comentó que quería crear una empresa con una chica americana que era muy maja. El objetivo era más o menos simple, ofrecer a los clientes todo lo necesario para lanzar su web en ocho semanas. Kay Fabella se encargaría del storytelling y el copy, yo del diseño de la marca y Carmen de crear la web. Sin que el cliente fuese a bandazos de un profesional a otro y creando para nosotras un ambiente de trabajo ideal.

No os contaría la verdad si dijera que me venía muy bien este nuevo proyecto. En esa época hacía malabares con mi tiempo, intentando compaginar mi trabajo en la universidad, dar clases en Idecrea y mis propios encargos. Probablemente el aceptar más trabajo no era la decisión más recomendable, pero menos mal que es la que tomé.

Desde ese momento no he parado de aprender. A trabajar de una forma diferente, a distancia, usando conceptos nuevos y muchas veces confusos, y sobre todo, aprendiendo sobre el trabajo de mis compañeras.

Durante estos meses he conseguido enamorarme de esta marca y he intentado transmitirlo en cada uno de mis diseños, ya que por suerte me ha hecho trabajar sin parar. Y digo por suerte porque a pesar de que la docencia es una de mis vocaciones, empezaba a ocupar gran parte de mi horario laboral en vez de compaginar éste con mi necesidad de crear.

Es toda una experiencia diseñar en un ambiente en el que sabes que se va a sacar el máximo partido a tu trabajo. Tener un mensaje claro con el que diseñar y ser consciente de que todo lo que crees va a ir a una plataforma hecha con mimo y teniendo en cuenta la visión que tú has plasmado en esa marca.

Trabajar en Brand in a Bottle

Muchas veces los diseñadores nos frustramos porque a pesar de poner lo mejor de nosotros, se ignoran las indicaciones que damos para el uso adecuado de los materiales. Luego terminamos viendo nuestro diseño en una web que no lo aprovecha, en tarjetas que no respetan las tipografías que tanto nos ha costado elegir, en banners que ignoran completamente la identidad de la marca…

Rodearse de profesionales que te entienden, te preguntan tu opinión sobre cómo usar adecuadamente los diseños y, en definitiva, crean una plataforma que te enorgullece mostrar no puede ser más satisfactorio.

Y esto se refleja en nuestro trabajo. Quiero pensar que de esto se da cuenta el cliente también, que en vez de confiar en que la persona que contrata para diseñar su marca entienda el mensaje que tanto ha trabajado ya con otro profesional y a su vez una tercera persona entienda el mensaje y la marca para plasmarla en la web, que el proceso sea simple. Creativo. Que todos los involucrados puedan dar su opinión, ser consultados.

Es genial haber aprendido nuevas formas de trabajar durante este año que llevo colaborando en Brand in a Bottle con Kay y Carmen. No sólo he crecido profesionalmente y he replanteado algunos aspectos de mi vida profesional (¡esta entrada es prueba de ello!). También agradezco tener la suerte de poder trabajar a diario con amigas. Los viajes para vernos y las risas en cada sesión de fotos.

¡Muchas gracias, bellas!

Adobe Capture. La automatización del calado…

¿Os acordáis cuando utilizabamos la opción de “calar imagen” en Illustrator? Pues esto pasa a la historia con la herramienta Capture de Adobe. El gigante del software de diseño gráfico nos permite mediante esta herramienta convertir cualquier fotografía que hagamos en una paleta de colores, un gráfico vectorial o un pincel para usarlo directamente desde nuestra biblioteca de Creative Cloud.

Yo empecé vectorizando rápidamente una fotografía del libro «Arte antiestrés: el libro de las letras. 100 láminas para colorear«:

El-libro-de-las-letras

«THIS IS A PRINTING OFFICE»

Sí, he estado unos meses desaparecida y os debo una disculpa. Pero cuando os cuente el por qué, seguro que me perdonáis…

Me he estado enamorando. Como lo leéis. Me he dejado enamorar cada día por mi trabajo, por el diseño gráfico, por la tipografía, por enseñar a mis alumn@s algunas cositas sobre diseño y creatividad, por encontrarme con la historia… Y aquí es donde hoy quiero compartir con vosotros un poco de ella: Beatrice Warde. Escritora, educadora y tipógrafa. ¡Fue de hecho la primera mujer miembro de la Type Directors Club de Nueva York! que este año a lanzado una beca en su honor. Su larga carrera como tipógrafa se desarrolló en Monotype Corporation, pero empezó bajo un pseudónimo masculino, Paul Beaujon, por temor a no ser considerada de forma respetuosa dentro del mundo de la imprenta de principios del siglo XX.

Un historia emocionante, una de esas mujeres referentes, con fuertes valores y apasionada por lo que hacía, en la que te ves reflejada en ciertos aspectos y en otros te encantaría parecerte a ella.

Os dejo que se os pongan la carne de gallina al leer su famoso póster «This is a printing office»:
beatrice-warde
Photo: 31point1

Logo To Go

Hoy os voy a contar mi experiencia en el taller “Logo to go” en la UPV con Diego Vainesman.

Diego Vainesman es director de arte. Sólo desde hace 30 años. Graduado en la Parsons School of Design donde también ha dado clase, como en Pratt, ha sido Presidente del Type Directors Club y entre sus clientes están American Express, IBM, Canon… Y después de todo esto, íbamos a tenerlo en Valencia invitado por el Máster de Artes Gráficas de la ETSID a realizar su taller “Logo to go” y tenía la oportunidad de asistir.

El taller con Diego es emocionante, exprime todo de ti en los 4 días que dura y, detalle importante, se puso en contacto con todos los alumnos unos días antes para informarnos de cuál iba a ser nuestra tarea en esos días, para que fuéramos calentando…

El taller consiste en la creación de un logotipo que representara la candidatura de una ciudad a los Juegos Olímpicos. A mi me tocó Cuzco o Cusco (Perú).

Para la primera sesión, lunes por la tarde, a las 16:15, debíamos llevar un moodboard de imágenes sobre la ciudad y referencias y los primeros bocetos hechos a mano, en papel, para exponer nuestras ideas y conceptos al resto de la clase. ¡Menuda experiencia! Para mí ha sido todo un reto volver a enfrentarme al papel en blanco encima de la mesa.

diego-vainesman-taller-l

El trabajo es difícil, no se puede negar. Crear una marca en 4 días que represente a la ciudad asignada y además incluya ese «componente olímpico» que tantos quebraderos de cabeza nos ha traído, no es un proceso para nada sencillo.

La verdad que me sorprendió cómo podíamos estar unas 5 horas viendo, analizando, criticando y comentando todos los trabajos… y sabiendo que cuando llegaras a casa tenías que hacer los cambios que los compañeros y Diego te habían sugerido, lo que suponía dormir poquito y soñar con llamas olímpicas, aros olímpicos, atletas y monumentos…

Y así fue. El primer día escoges los conceptos con los que vas a seguir trabajando, y para el día siguiente llevas un boceto más trabajado, ahora ya vectorizado con Illustrator.

Diego-Vainesman-logo-to-go-03-bn

Después de los comentarios, críticas y consejos, escoges ahora ya uno o dos conceptos únicamente a los que les aplicas un estudio tipográfico y color, para presentarlos en la tercera sesión.

En este caso, yo no pude asistir a esa clase, y envié mi trabajo a una compañera, Tere, junto con el texto explicativo de mis propuestas… ¡Muchas gracias Tere por tu ayuda!

Estas eran mis propuestas:

Diego-Vainesman-logo-to-go-04-bn

La primera de ellas está basada en el juego entre los anillos olímpicos y las cinco letras que componen el nombre de la ciudad. Un concepto que también presentó otra compañera, pero que solucionamos de diferente manera. La segunda propuesta se basa en las piedras con las que los incas construían esas edificaciones tan características de esa zona peruana, y que muchas veces decoraban con grabados.

Finalmente la primera propuesta fue la escogida por la mayoría de la clase y la que desarrollé para la última clase.

Diego-Vainesman-logo-to-go-05

Ese mismo jueves, por la mañana, Diego realizó una conferencia en el Salón de Actos de la ETSID titulada «Logos, identidades y el genio de la República de Florencia», como él lo define «una visión transgresora e intrigante de la creatividad y el nacimiento de logotipos e identidades corporativas».

Diego-Vainesman-logo-to-go-06-bn

Diego-Vainesman-logo-to-go-07

Entre frases como «la simplicidad es la máxima sofisticación» de Leonardo Da Vinci, o «la imaginación es más importante que el conocimiento» de Albert Einstein, nos mostraba numerosos ejemplos de marcas creadas a partir de formas geométricas básicas, círculos, cuadrados, triángulos… o que seguían los mismos conceptos como partir de la forma de un animal. Una charla entretenida, curiosa y sobre todo creativa.

Bueno, ya para finalizar el curso, no os creáis que todo había terminado con el apretón de manos del último día tras defender la última propuesta… ¡en 4 días debíamos enviarle por correo electrónico nuestra versión definitiva! Así que, aquí os dejo mi logo para Cusco ¡ciudad olímpica en 2024!

Cusco_Tarazona2-01

Si queréis más información sobre lo que hace Diego Vainesman, os dejo el enlace a su web.

¡Somos diseñadores!

Hoy me quedo con la frase que he tenido el gusto de leer en la página web de Lavernia & Cienfuegos, el estudio de Nacho Lavernia y Alberto Cienfuegos:

Sabemos qué es una marca y cómo se construye, pero no hacemos branding. Entendemos perfectamente el brief y conocemos el mercado, pero no hacemos marketing. Manejamos la estrategia como una clave de los proyectos, pero no hacemos gestión estratégica. Queremos centrarnos en el núcleo de nuestra actividad: la creatividad, sin dispersiones. ¡Somos diseñadores!

Cuando acabamos los estudios y nuestra formación en diseño no nos planteamos estas cuestiones. Hacemos todo lo que nos piden, la máxima «el cliente siempre tiene la razón» resuena en nuestra cabeza. Y esto nos suponen barreras creativas que cohiben nuestras ideas, muchas veces sin darnos cuentas, y otras muchas dejando que sea el cliente quien decida sobre aspectos de los que realmente no tiene conocimientos suficientes para decidir…

¿Qué opinas?

*fotografía de Dani Carbonell para DissenyCV

Máster en Artes Gráficas

Lo sé. Os he tenido olvidad@s unas semanitas. Sé que no hay excusa, pero he estado bastante ocupada con mi defensa de Tesis Final de Máster… ¡lo siento! Pero ya vuelvo al ataque con más información, curiosidades, novedades y proyectos.
Hoy os propongo que echéis un vistazo a la programación del Máster en Artes Gráficas de la UPV. Fue gracias a él por lo que hoy me dedico a esta profesión, por lo que para mí, ver cada año el cartel de la nueva edición me toca el corazoncito, me ilusiona y me trae muy buenos recuerdos.
¡Todavía estáis a tiempo de presentar la preinscripción!

Y si lo tuyo es el entorno multimedia ¿qué te parece el Máster en Aplicaciones Multimedia para Internet?. Yo no lo cursé en su momento, pero creo que cursar los dos te proporciona un perfil súper completo para poder hacer frente a las ofertas de trabajo del sector. ¡Ánimo!

Google Sans

Nuevamente Google nos sorprende con su nueva imagen de marca, y todos nos ponemos rápidamente a comentarlo, a analizarlo y a emitir juicios sobre si ha sido una decisión acertada o no.
Pues personalmente creo que ha sido un paso lógico en la evolución de la marca…

El último rediseño presentado fue en 2013, donde desaparecía la tridimensionalidad del logotipo en favor de los colores planos:
google logo
Logo_Google_2013_Official
Este paso ya se hacía con la intención de modernizar la marca, hacerla más sencilla para que fuera visualmente accesible en cualquier dispositivo y a tamaños muy diferentes.
Y pienso que simplemente han seguido con esta idea, y más ahora, perteneciendo al grupo Alphabet, donde tendrán que seguir una concordancia en términos de diseño. Para mí, Google ha modificado su diseño de marca teniendo en cuenta el uso tanto del buscador web como de otras aplicaciones de la marca en diferentes dispositivos. La nueva marca les permite «jugar» con diferentes versiones y crear iconos y movimiento que les son de utilidad para las distintas aplicaciones, como es la nueva G mayúscula:
the-g-icon

Aquí tenéis una imagen de ibnlive.com que resume los 7 pasos en la evolución de la marca Google:
evolution-of-google-logo-thin-strip-020915

Lo más destacable en el cambio sería la eliminación de la serifa, y para eso el equipo de Google ha creado una tipografía sans serif que han nombrado Product Sans. El uso de esta tipografía ha sido definido considerando aspectos como la escala, la interacción y la legibilidad, basándose en formas geométricas que después les permiten crear animaciones y que funcionen muy bien en aplicaciones de dispositivos móviles. No quiero decir con esto que las familias tipográficas que utilizan serifa estén pasadas de moda, ¡ni mucho menos! pero sí que creo que se tiene que tener en cuenta el uso de la tipografía, y es mucho más acertado, desde mi punto de vista, utilizar una tipografía sans serif para una imagen de marca puramente tecnológica.
google-logo-e
También cabe mencionar que el hecho de dejar la última «e» inclinada ha sido una buena decisión, a mi parecer. Tal y como explican desde el equipo de diseño, este detalle recuerda que Google no es una empresa convencional, que es una entidad divertida y dinámica.

Os recomiendo que antes de emitir cualquier opinión, leais la explicación de la compañía en su blog oficial.

Y ahora, ¿qué pensáis vosotros?

¿Qué tamaño de libro escojo?

Hoy estamos eligiendo el formato para una publicación muy especial ¡Surprise!… Os iré informando más adelante de cómo vamos avanzando, pero por ahora, me he preparado esta guía para que entre el equipo editorial podamos escoger el tamaño de libro más cómodo e idóneo.

Os la dejo aquí en PDF por si la necesitáis 😉