Mindfulness y cuidar tu salud mental

Estos meses se puede decir que no han sido muy buenos. Sé que no es la mejor forma de empezar un artículo después del descanso de verano, pero ya os dije que iba a ser sincera.

Desde hace un tiempo he visto cómo me rompía varias veces y he tenido que ir observando con mucho cuidado qué piezas sobraban cada vez que me reconstruía. Qué me hacía obsesionarme, qué pensamientos me llenaban de rabia o culpabilidad.

Esto es algo para lo que ninguna formación o la sociedad te prepara, luchar contra tus propios pensamientos. Y es un problema para el cual todos deberíamos estarlo, especialmente si trabajas por tu cuenta. No tener a alguien que te mande y aceptes a regañadientes significa también que puedas echarte la culpa de todo lo que te ocurre.

Porque no llega una hora del día en la que puedas pensar “Que le den al jefe, ahora me toca vivir a mí.”, en tu cabeza todo lo estás haciendo por ti. Pero si no ves las señales, puede que dejes de ser tú sin darte cuenta.

Puedes pasar a ser una persona más triste que tú, que no disfruta lo que más te gusta a ti y nunca te va a tener en cuenta para nada, siempre va a priorizar a los demás estés en el estado en el que estés.

MINDFULNESS, CÓMO TE PUEDE AYUDAR

El mindfulness es, probablemente una disciplina demasiado compleja para profundizar en un blog de diseño, pero yo quiero intentar formar parte de ese cambio que sí haga consciente a la gente de cómo nos afectan nuestros pensamientos.

Aunque cada vez a menos gente la meditación le parece un tema ajeno y extraño, la atención plena (traducción de mindfulness) poco a poco está ayudando a que estas prácticas entren en la normalización para tratar ciertos problemas.

Ya sea por su efectividad o porque está claro que suena mejor que terapia cognitivo-conductual, el mindfulness está ayudando a mucha gente (incluyéndome a mí) a ser conscientes de los pensamientos que nos hacen daño, a observarlos, dejarlos pasar e incluso conseguir evitarlos.

Tanto si estás en una situación parecida como si no tienes ningún problema de salud mental, conocer estos conceptos es importantísimo para tener más seguridad en todo lo que haces. Si estás aquí es probable que hagas alguna actividad creativa y tanto el mindfulness como tener un conocimiento básico de psicología cognitiva, van a ayudarte a ello, sea cual sea tu situación.

Del mismo modo que sabemos que debemos tener una postura correcta y mantenernos hidratados al trabajar, tiene que empezar a ser conocimiento básico qué pensamientos son peligrosos, qué inseguridades son irracionales y cuándo nos ponemos más culpa de la que deberíamos sobre nuestras espaldas.

Lo más común no debería ser conocer estos conceptos cuando ya te desespera no saber qué hay mal dentro de ti, sino que fuesen los primeros recursos a los que acuden los profesionales y artistas.

Espero que este texto haya ayudado un poco a que sea así. Si tú también tienes una historia parecida con el mindfulness, me encantaría escucharla. Y si no es así y quieres saber más sobre este tema, te puedo ayudar en los comentarios con cualquier duda que tengas 🙂

La clasificación tipográfica de Vox

Hoy en día hablar sobre tipografías feas, bonitas, mal usadas… es algo habitual, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez nos comunicamos menos escribiendo a mano, o incluso verbalmente y hacemos uso de emails, mensajería instantánea, etc. Dependemos de cómo se plasman esas palabras en una pantalla cada vez más y por ello las fuentes tipográficas tienen cada día que pasa más importancia.

Han dejado de ser una cuestión de diseño artístico, publicitario o editorial a la que sólo los expertos le hacían caso y cada vez su estética es algo que se discute entre la gente que hace un par de décadas no le hubieran hecho el más mínimo caso. Existen miles de chistes sobre la Comic Sans, la Papyrus y ya se empiezan a vislumbrar los propios con la Arial. Y esto se debe a que el gran público ya sabe que no toda fuente vale para cualquier ocasión, del mismo modo que no hablamos igual en todos los ámbitos.

Pero mucho antes de que las tipografías fuesen un asunto de discusión pública, los especialistas ya discutían sobre sus características, uso y, lo que nos ocupa hoy, clasificación.

Por supuesto, hubo más de una clasificación, acuñar términos y sentar cátedra es algo que siempre le ha gustado a los señores serios.

Uno de los más populares fue Francis Thibodeau, que determinó una clasificación muy interesante basada en la evolución histórica y la relación entre el serif y las astas (los trazos verticales más largos, como en el caso de P). Pero la que voy a explicarte es la de Maximilien Vox, una clasificación exhaustiva que tiene en cuenta todos los aspectos de la tipografía y es la que usa la Asociación Tipográfica Internacional (ATypl).

¡Agárrate porque la lista no es corta!

Romanas

Humanas

Son las tipografías que se inspiran en la escritura de los humanistas. Con una fuerte influencia en las mayúsculas de los grabados latinos y con minúsculas cogen muchos aspectos de las escrituras carolingias.
Tiene trazos que recuerdan mucho a la escritura en pluma y un aspecto, como puedes suponer por su nombre, muy inspirado en la cultura clásica.

Las humanas se caracterizan por a penas diferenciar el trazo grueso y el fino, esto se ve especialmente en que la letra “A” es casi simétrica, dándole uniformidad a la tipografía. Otro de sus aspectos diferenciadores es el filete inclinado en la “e” y otras letras de caja baja, todas con ascendentes oblicuos y trazos terminales. Las de caja alta, por otra parte, tienen la misma altura que que las letras ascendentes (b).

Estas tipografías se suelen diferenciar por los trazos terminales muy marcados, como se puede ver en la base de la letra “T”.
Son, por lo tanto, tipografías de corte muy sofisticado y estable, que siempre dará un aspecto clásico.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Garaldas

Llamadas así por Claude Garamond (seguro que os suena), son tipografías derivadas de las humanas pero quitándole más contraste a los trazos gruesos y finos.

Que estén basadas en las anteriores no significa que tengan los mismos rasgos. La “e” pierde su inclinación y las terminaciones de las letras ya no tiene ese aspecto de escritura con pluma. Esto hace que al perder algunos detalles en los remates, las minúsculas de palo alto lleguen a ser tener más altura que muchas mayúsculas.

Con las garaldas podemos transmitir el aspecto clásico de las humanas con una figura más atemporal, menos refinada y más equilibrada.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Reales

Estas tipografías rompen con el clasicismo y la simetría de las anteriores perdiendo así el aspecto arcaico reminiscente del mundo latino.

Se empiezan a ver trazos finos mezclados con gruesos que terminan en detalles más angulosos. Además, los anillos (como por ejemplo en “o”, “g”, “d”, etc) tienden a la verticalidad, a veces total, a veces sólo parcial.

Al usar las reales darás un aspecto formal, aunque no tan clásico y refinado como en los tipos anteriores, sin olvidar que suelen ser tipografías muy legibles por el contraste entre los trazos y las terminaciones más dinámicas que hacen se canse poco la vista.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Didonas

Mientras que las tres anteriores podríamos clasificarlas dentro del grupo de las tipografías tradicionales, Didot y Bodoni inauguraron las modernas con las tipografías que ahora llamamos didonas.

Las reconoceréis fácilmente por el fuerte contraste entre trazos gruesos y finos, además de su verticalidad y los serifados muy rectos y delgados.

A pesar de ser la primera de las modernas, puede resultar menos atemporal ya que la fuerte personalidad de las didonas remite rápidamente a la cultura decimonónica y da una imagen de elegancia y sofisticación. ¡Sólo tienes que mirar el logo de Vogue!

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Mecanas

Las mecanas (o egipcias) son las primeras tipografías nacidas tras la revolución industrial, diseñadas especialmente para rotulaciones y publicidad.

Tienen una presencia muy fuerte porque a penas presentan contraste entre los trazos, siendo generalmente muy gruesos. Este mismo grosor presentan los trazos terminales, por eso reciben el nombre de slab(losa/bloque)-serif, que verás que es más que merecido en la letra “A”.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Lineales

Para terminar tenemos las lineales, o como las llamamos realmente, sans serif. Las fuentes de palo seco, como sería correcto llamarlas en castellano, se suelen dividir en:

Grotesque

Por supuesto, carecen completamente de remates, al igual que todas las sans serif. Existe un ligero contraste entre los grosores del trazo, aunque es muy sutil. Tiene vértices planos, como por ejemplo en “A” y además presentan a menudo (aunque no siempre) un ojal abierto en la letra “g”, como las mecánicas y la misma presenta una uña en la base de su contraparte de caja alta “G”.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Geométricas

Las geométricas son tal vez las tipografías más comunes, ya que al estar contruídas basándose en líneas rectas y figuras geométricas básicas, facilitan mucho la lectura, además de tener un contraste entre trazos ligero pero suficiente para evitar la monotoneidad.

Al contrario que las grotescas, la “A” tiene un vértice puntiagudo y la “g” no ascendente.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

Humanistas

Son las versiones de palo seco basadas en las humanas y las garaldas, ya que están fuertemente inspiradas por la escritura de los siglos XV y XVI.

Se puede ver un contraste medio entre trazos gruesos y finos, aunque es sutil y se caracterizan por tener una “a” ascendente y una “g” descendente.

abdegtxyABDEGTVXY0123456789

 

El último grupo sería el de las tipografías de inspiración caligráfica.

Son menos usadas, ya que no tienen una lectura fácil, pero dotan de una personalidad muy fuerte a títulos y rótulos.

Las scripts son aquellas que pretenden similar la escritura manual caligráfica. Es la más variada, ya que hoy en día es muy fácil usar la escritura de una persona para crear su propia tipografía.

Las manuales en cambio, son las que pretenden simular una escritura real, muchas veces imitando las imperfecciones que pueden resultar por el uso de determinados materiales, como por ejemplo, un rotulador permanente. Al contrario que las script, no se inspiran en la escritura manual, sino que pretende simularla.

 

Aunque este artículo sea un poco más denso, espero que te haya servido para saber diferenciar los pequeños matices entre las tipografías y empezar a detectar dónde puedes verlos. Tal vez prefieras las «g» descendientes, a las de caja abierta, o puede que las A no terminen de gustarte si no tienen un pico. Dime en los comentarios si te ha servido para conocer mejor tus gustos o saber cómo transmitir la personalidad de una marca con sus tipografías, ¡tengo muchas ganas de leerte! 🙂

La importancia de un buen briefing

Tal vez sea una de las partes menos apreciadas del trabajo de un diseñador, pero redactar un briefing que resuma correctamente lo que necesita el cliente y la visión de su negocio es casi tan importante como el diseño en sí.

Cuando tienes un encargo no estás creando para ti mismo, por eso es necesario que la comunicación con el cliente sea clara y no haya ningún tipo de confusión.

El briefing es el acuerdo que tú y tu cliente tenéis, la guía para que tengas claro en todo momento cómo proceder y cuáles son sus preferencias sin tener que consultar a cada paso que das.

Pero, ¿qué debe cubrir un briefing?, ¿cómo me aseguro de que teniendo sólo este documento tendré claro en todo momento la dirección del trabajo?

En primer lugar, recuerda: No empieces a diseñar hasta que hayáis acordado el briefing. Tal vez lo que tengas en tu cabeza, por muy genial que sea, no coincide con lo que el cliente tenía en mente o simplemente no refleja la identidad real de su marca.

Para asegurarte que os entendáis en todo momento, intenta que el briefing sea lo más conciso y simple posible, que no haya lugar a malentendidos. A veces puede ser complicado porque se necesite expresar conceptos complejos, pero es importante que le recuerdes al cliente que no se vaya por las ramas y diga sólo lo estrictamente necesario.

Esto es importante tenerlo en cuenta cuando se trata un aspecto completamente necesario del briefing: el cliente ideal/público objetivo. Insístele en que que sea preciso y no intente abarcar todo cuanto pueda. Cuanto más vaga sea la información que te dé respecto a su público, más difícil será acertar lo que necesita su marca y más probable será que te pida rediseño tras rediseño. Recuerda que el objetivo de este ejercicio es ahorraros tiempo a ambos.

Por eso, es necesario asegúrarte de que un apartado tan importante como es el objetivo sea claro y coherente. Nunca empieces a trabajar si no has entendido exactamente qué metas tienen para su marca, su negocio, su campaña, etc.

¿Cómo preparo mi modelo de briefing?

Cada diseñador o agencia tiene una forma de enfocar si briefing dependiendo de sus necesidades o forma de trabajar, sería muy difícil presentar un modelo que sirviera para todo el mundo. Pero hay una serie de aspectos que es imprescindible que abarques:

– Características del producto y su beneficio o su diferencia competitiva.
– El público objetivo.
– El mercado en el que se va a mover el producto o empresa.
– La competencia de la que te tienes que diferenciar.
– Los condicionantes o mandatories.
– El presupuesto del que disponen.
– Qué objetivos tienen.
– Qué valores quieren reflejar.
– El calendario o fecha límite que se han marcado.

A partir de ahí, puedes añadir cualquier aspecto que tú veas necesario abarcar: Qué referentes tienen, qué creen que hace a su marca única, ¡tú eliges! Recuerda que cuanto más entiendas a tu cliente, más fácil será trabajar con él y menos tiempo perderéis.

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Tienes algún secreto para que tus briefings reflejen exactamente lo que tu cliente necesita? Te espero en los comentarios 🙂

Adobe Capture. La automatización del calado…

¿Os acordáis cuando utilizabamos la opción de “calar imagen” en Illustrator? Pues esto pasa a la historia con la herramienta Capture de Adobe. El gigante del software de diseño gráfico nos permite mediante esta herramienta convertir cualquier fotografía que hagamos en una paleta de colores, un gráfico vectorial o un pincel para usarlo directamente desde nuestra biblioteca de Creative Cloud.

Yo empecé vectorizando rápidamente una fotografía del libro «Arte antiestrés: el libro de las letras. 100 láminas para colorear«:

El-libro-de-las-letras

Logo To Go

Hoy os voy a contar mi experiencia en el taller “Logo to go” en la UPV con Diego Vainesman.

Diego Vainesman es director de arte. Sólo desde hace 30 años. Graduado en la Parsons School of Design donde también ha dado clase, como en Pratt, ha sido Presidente del Type Directors Club y entre sus clientes están American Express, IBM, Canon… Y después de todo esto, íbamos a tenerlo en Valencia invitado por el Máster de Artes Gráficas de la ETSID a realizar su taller “Logo to go” y tenía la oportunidad de asistir.

El taller con Diego es emocionante, exprime todo de ti en los 4 días que dura y, detalle importante, se puso en contacto con todos los alumnos unos días antes para informarnos de cuál iba a ser nuestra tarea en esos días, para que fuéramos calentando…

El taller consiste en la creación de un logotipo que representara la candidatura de una ciudad a los Juegos Olímpicos. A mi me tocó Cuzco o Cusco (Perú).

Para la primera sesión, lunes por la tarde, a las 16:15, debíamos llevar un moodboard de imágenes sobre la ciudad y referencias y los primeros bocetos hechos a mano, en papel, para exponer nuestras ideas y conceptos al resto de la clase. ¡Menuda experiencia! Para mí ha sido todo un reto volver a enfrentarme al papel en blanco encima de la mesa.

diego-vainesman-taller-l

El trabajo es difícil, no se puede negar. Crear una marca en 4 días que represente a la ciudad asignada y además incluya ese «componente olímpico» que tantos quebraderos de cabeza nos ha traído, no es un proceso para nada sencillo.

La verdad que me sorprendió cómo podíamos estar unas 5 horas viendo, analizando, criticando y comentando todos los trabajos… y sabiendo que cuando llegaras a casa tenías que hacer los cambios que los compañeros y Diego te habían sugerido, lo que suponía dormir poquito y soñar con llamas olímpicas, aros olímpicos, atletas y monumentos…

Y así fue. El primer día escoges los conceptos con los que vas a seguir trabajando, y para el día siguiente llevas un boceto más trabajado, ahora ya vectorizado con Illustrator.

Diego-Vainesman-logo-to-go-03-bn

Después de los comentarios, críticas y consejos, escoges ahora ya uno o dos conceptos únicamente a los que les aplicas un estudio tipográfico y color, para presentarlos en la tercera sesión.

En este caso, yo no pude asistir a esa clase, y envié mi trabajo a una compañera, Tere, junto con el texto explicativo de mis propuestas… ¡Muchas gracias Tere por tu ayuda!

Estas eran mis propuestas:

Diego-Vainesman-logo-to-go-04-bn

La primera de ellas está basada en el juego entre los anillos olímpicos y las cinco letras que componen el nombre de la ciudad. Un concepto que también presentó otra compañera, pero que solucionamos de diferente manera. La segunda propuesta se basa en las piedras con las que los incas construían esas edificaciones tan características de esa zona peruana, y que muchas veces decoraban con grabados.

Finalmente la primera propuesta fue la escogida por la mayoría de la clase y la que desarrollé para la última clase.

Diego-Vainesman-logo-to-go-05

Ese mismo jueves, por la mañana, Diego realizó una conferencia en el Salón de Actos de la ETSID titulada «Logos, identidades y el genio de la República de Florencia», como él lo define «una visión transgresora e intrigante de la creatividad y el nacimiento de logotipos e identidades corporativas».

Diego-Vainesman-logo-to-go-06-bn

Diego-Vainesman-logo-to-go-07

Entre frases como «la simplicidad es la máxima sofisticación» de Leonardo Da Vinci, o «la imaginación es más importante que el conocimiento» de Albert Einstein, nos mostraba numerosos ejemplos de marcas creadas a partir de formas geométricas básicas, círculos, cuadrados, triángulos… o que seguían los mismos conceptos como partir de la forma de un animal. Una charla entretenida, curiosa y sobre todo creativa.

Bueno, ya para finalizar el curso, no os creáis que todo había terminado con el apretón de manos del último día tras defender la última propuesta… ¡en 4 días debíamos enviarle por correo electrónico nuestra versión definitiva! Así que, aquí os dejo mi logo para Cusco ¡ciudad olímpica en 2024!

Cusco_Tarazona2-01

Si queréis más información sobre lo que hace Diego Vainesman, os dejo el enlace a su web.

Máster en Artes Gráficas

Lo sé. Os he tenido olvidad@s unas semanitas. Sé que no hay excusa, pero he estado bastante ocupada con mi defensa de Tesis Final de Máster… ¡lo siento! Pero ya vuelvo al ataque con más información, curiosidades, novedades y proyectos.
Hoy os propongo que echéis un vistazo a la programación del Máster en Artes Gráficas de la UPV. Fue gracias a él por lo que hoy me dedico a esta profesión, por lo que para mí, ver cada año el cartel de la nueva edición me toca el corazoncito, me ilusiona y me trae muy buenos recuerdos.
¡Todavía estáis a tiempo de presentar la preinscripción!

Y si lo tuyo es el entorno multimedia ¿qué te parece el Máster en Aplicaciones Multimedia para Internet?. Yo no lo cursé en su momento, pero creo que cursar los dos te proporciona un perfil súper completo para poder hacer frente a las ofertas de trabajo del sector. ¡Ánimo!