Font pairing: Cómo elegir la combinación de tipografías adecuada

Elegir las tipografías para tu marca puede parecer una tarea sencilla, basada en el gusto propio. Pero muchos diseñadores olvidan dos aspectos básicos para elegirlas correctamente: Que no importa lo que a ti te gusta, sino lo que es mejor para la marca y que las tipografías también deben tener una coherencia entre ellas.

Cuando elegimos unas tipografías debemos tener claro qué función van a tener, ya sea en una web, una tarjeta de visita, un flyer, etc, para saber con qué otra fuente vamos a combinarla.

La opción más común y sencilla suele ser elegir una tipografía serifada para una función en concreto (como el título) y sans-serif para el texto en sí. O viceversa si lo prefieres.

Algunas fuentes hacen este trabajo de combinación muy sencillo ya que tienen su pareja hecha, como es el caso de Merriweather y Merriweather Sans o Alegreya y Alegreya Sans. Aunque parezca una decisión simplista, eligiendo complementar la versión con serif con la sans nos aseguraremos de que las tipografías tengan coherencia entre ellas.

Tal vez decidas combinar dos fuentes de palo seco o dos sin porque crees que es el tipo de trazo que representa la imagen que quieres transmitir. Y no hay ningún problema con esto. Pero asegúrate de que tengan unos rasgos bien diferenciados eligiendo redondeces diferentes (fíjate en cómo trazan la O), la altura de la X o la condensación.

Me podrías preguntar: ¿Y si quiero una fuente más personal?

Font Pair al rescate

Muchas personas eligen una fuente display para los títulos y elementos especiales. Las tipografías caligráficas o con diseños conceptuales pueden ayudarte a evocar exactamente lo que deseas, pero es la contrapartida a la opción de Merriweather y Alegreya que te he dicho. Hay que pensar mucho más con qué la combinas.

Por eso usar tipografías incluidas en Google Fonts sin duda suele ser la mejor opción, ya no sólo por asegurarse de tener total compatibilidad y ofrecer la opción más accesible, también porque nos da herramientas tan útiles como Font Pair.

Puedes elegir los tipos de fuentes que quieres combinar y te da varias opciones para que escojas la que más se adapte a tu marca o simplemente para que te inspires entendiendo qué rasgos funcionan mejor entre ellos.

Eso sí, como todas las herramientas, ¡úsala con cabeza! Muchas veces, aunque te guste, una tipografía no ofrece una lectura cómoda. Es el caso de algunas displays y scripts, que no te recomiendo usarla en textos largos o incluso si el título va a ser extenso.

Como ves, tienes a tu alcance todas las herramientas necesarias para dar con las fuentes que mejor te representen. Pero si tienes alguna duda, algo que añadir o simplemente has encontrado esa combinación que necesitabas, estaré encantada de leerte en los comentarios 🙂

No Comments

Post A Comment