Diseñando para Zaharamanía: Una identidad camaleónica

A veces da la casualidad que un proyecto que coges con muchas ganas es a la vez uno tremendamente complicado. Que te obliga a enfocar el diseño de una forma que no habías hecho.

Esto fue lo que me ocurrió cuando mi amiga Carmen me dijo que quería crear una identidad corporativa para Zaharamanía, página que creó ella como punto de reunión de fans de la cantante y que poco a poco se ha convertido en el sitio oficial.

A primera vista puede sonar sencillo o incluso una proposición extraña: ¿Por qué quiere un diseño propio si cada álbum ya tiene una identidad que puede usar?

¡Pues precisamente por eso! Después de tener que replantearse la web con el lanzamiento del nuevo trabajo de Zahara se dio cuenta de que no podía depender su diseño de la frecuencia con la que sacara CD nuevo.

Mi trabajo, entonces, era crear una identidad visual que recordara a Zahara pero sin usar diseños que ella hubiese lanzado. Ya os he dicho que era complicado.

Por suerte, encontramos una solución pronto. Uno de los tatuajes más visibles de Zahara es el triángulo en su dedo, así que decidí usarlo como base para el logotipo de la marca, ya que la letra “A” se repite cinco veces su nombre. A esto se le añade que en los últimos discos ha apostado por formas geométricas, por lo era a la vez algo asociable a la propia cantante, pero también a su trabajo.

Los diseños de Zahara suelen tener mucha personalidad, con colores muy distintivos y formas reconocibles, así que, todos nuestros elementos debían ser lo más neutros posible para poder adaptarse a los suyos.

Por eso elegí además Barlow y Faustina como las tipografías para Zaharamanía. El palo seco y la sencillez de Barlow nos aseguraba que no desentonara ni saturara el tipo de estética que está acostumbrada a usar.

A pesar de que probablemente Carmen use la gama de colores que Zahara elija para sus trabajos, también era necesario crear una identidad propia para Zaharamanía, así que optamos por seguir los mismo principios que Zahara usando una paleta de colores simple pero llamativa.

             

El resultado es una marca que a pesar de su simplicidad ofrece un rango muy amplio, como podéis ver, por ejemplo, en los distintos patterns que se pueden crear con los triángulos.

Como siempre, Carmen le ha sacado todo el potencial la imagen de marca al juntarla con el trabajo que Emilio Lorente hizo para el último disco: Astronauta.

Hacer una identidad corporativa con el objetivo de que se pueda adaptar a la personalidad de otra marca no es un encargo que se suela dar, pero ha sido muy estimulante trabajar de una forma nueva y más sabiendo que mi diseño tiene el objetivo de durar en el tiempo y llegará a tanta gente como la creciente base de fans de Zahara.

¿Qué te ha parecido?, ¿ya conocías a Zahara?, ¿alguna vez te ha llegado un encargo parecido? Espero leerte en los comentarios 🙂

No Comments

Post A Comment